El envejecimiento es algo completamente natural y es imposible evitarlo, pero sí podemos retrasarlo ¿Cómo? Cuidando aquellos detalles que se relacionan con el cansancio, el desgaste y el aspecto senil. Uno de esos aspectos está ligado con la forma y las características del rostro.

Opciones naturales para mantener tu piel con aspecto juvenil

Muchos de los que ahora tenemos por lo menos 40 años estamos acostumbrados a relacionar el rejuvenecimiento facial con un procedimiento que aunque ha evolucionado con los avances médicos pero que sigue siendo una opción que implica riesgos y una considerable inversión de dinero: las cirugías.

La buena noticia es que vivimos en una era de innovación científica que pone a nuestro alcance los mejores tratamientos naturales no invasivos para cuidarnos. Nuestro consejo es que establezcas una rutina de belleza que no sea complicada… La clave del éxito es simplificar. Empieza por lo básico:

1. Usa protector solar ¡siempre! Aunque no haya sol.

2. Toma agua, la suficiente para hidratar tu piel todos los días.

3. Otro aspecto fundamental es cuidar el óvalo facial y la tensión en la piel del rostro que nos hace lucir jóvenes. La forma de logarlo es mantener un adecuado balance de colágeno y agua en esos tejidos. El colágeno es una proteína fibrosa muy abundante en el tejido conectivo, confiriendo a los órganos resistencia mecánica, y manteniendo las células juntas en unidades.  Dentro de los órganos que lo contienen, se destaca la dermis que contiene el 40% del colágeno orgánico. En la dermis, el colágeno fibroso forma una estructura compleja en forma de red tridimensional, confiriendo fuerza tensil  a la piel.

En las personas jóvenes el colágeno se encuentra en forma soluble, conocido como colágeno nativo, haciéndose cada vez más abundante el colágeno insoluble a medida que el organismo envejece.  Esto se debe a un mayor entrecruzamiento de enlaces covalentes entre las fibras de su estructura químicas, perdiendo así su capacidad de retener el agua que se manifiesta exteriormente en turgencia y flexibilidad cutáneas. Es por ello que a medida que envejecemos es importante ayudarnos con fuentes de colágeno que puedan ser absorbidas de forma óptima por nuestro organismo.  

Lo que nos gusta de la Línea de belleza Colagenart® es que integra un suplemento alimenticio que te nutre desde el interior y un tratamiento tópico dual para el rostro de Colágeno y Ácido Hialurónico que trabaja el exterior para mejorar la luminosidad y aspecto de tu piel.

Independientemente del tratamiento que selecciones como tu rutina de belleza debes saber que el factor primordial es la constancia para aplicarlo.

Lifting,sin cirugía